La retroalimentación educativa en la formación de bailarines profesionales

ADVERTENCIA: La publicación de esta investigación en TrafficOnStage estuvo motivada principalmente por dos imprevistos:

  1. El vicio de escuchar con un café. Durante el 3° Encuentro de Investigación sobre Educación en Danza (octubre, 2015) en la escuela Nellie y Gloria Campobello (Ciudad de México), Daniel, nuestro director, tuvo la suerte de que aunque no estaba permitido, lo dejaron entrar al último bloque de ponencias con su café recién comprado con la condición de que no tomara nada. Cláusula que por supuesto no cumplió.
  2. La suerte de caminar en dirección opuesta a lo que marca google maps (y encontrarse con Erick a la salida, el autor de esta investigación que fue quizás, la más polémica del encuentro). Al menos, la que nos pareció más urgente compartir. Esperamos ustedes también la encuentren necesaria y nos ayuden a difundir. (Y por qué no, replicar)
Por Erick García Sánchez

En la formación profesional de los bailarines la presencia del docente es fundamental, pues al tratarse de un conocimiento mediado por las capacidades y la experiencia personal, el alumno requiere identificar qué tanto su desempeño y ejecución particular se ajusta a los criterios que la comunidad académica considera como adecuados u óptimos.

En este sentido, los docentes de danza se enfrentan a un importante reto: la evaluación educativa. ¿Cómo se puede evaluar el aprendizaje de la danza? ¿Cómo una calificación numérica puede describir (si es que puede) un proceso tan profundo y complejo como es la actividad artística? ¿Qué aspectos del desempeño del alumno son importantes dentro del proceso de evaluación? Así pues, que calificar en relación a un criterio numérico no es suficiente, pues no proporciona al educando indicios sobre su trayectoria de aprendizaje y constituye únicamente un ejercicio de clasificación.

Aquí cobra relevancia el concepto de retroalimentación educativa o feedback, que se refiere a la habilidad que desarrolla el docente al compartir información específica con el estudiante sobre su desempeño, para lograr que alcance su máximo potencial de aprendizaje, según su etapa de formación. La retroalimentación educativa implica brindar información a los y las alumnas que les ayude a cumplir con los objetivos de aprendizaje y dar cuenta no solo de sus fortalezas y debilidades, sino que también constituye una oportunidad para promover la reflexión en el aprendizaje, generando así, un conocimiento aún más profundo y significativo. Este proceso reflexivo es necesario en los estudiantes de danza, pues su quehacer se encuentra atravesado por miradas múltiples, numerosas técnicas y diversos abordajes, que requieren un enfoque crítico frente a qué y cómo se ejecuta la danza.

Si bien los teóricos enfatizan el papel de los y las docentes para construir una retroalimentación efectiva, no debemos dejar de lado que se trata de un fenómeno sistémico: tanto las habilidades docentes, como las características de los alumnos, la técnica dancística que se enseña y la institución a la que se pertenece, son variables muy importantes al concebir la retroalimentación. En este sentido, todos los implicados en el acto educativo tenemos injerencia en el proceso y sus resultados.

Al hablar de la formación profesional de los bailarines, aparece una percepción estudiantil de la evaluación como un proceso subjetivo en el que influyen muchos factores ajenos a lo estrictamente técnico, en el que, con frecuencia, emergen relaciones verticales de poder. Los docentes enfatizan la dificultad para establecer vínculos de comunicación que permitan a los alumnos resolver dudas y llenar vacíos en el desempeño, así como para transmitir de forma clara las necesidades de ejecución técnica. Ambos reconocen la dificultad de evaluar el desempeño dancístico, dado que se encuentra profundamente influenciado por variables personales.

La retroalimentación es un recurso de gran utilidad para enfrentar estos retos dentro de los procesos de evaluación. Diversos estudios han explorado su aplicación en distintas áreas educativas, observando efectos positivos tanto en la relación docente-alumno, como en la motivación, la autocompetencia y el compromiso con la tarea.  Efectos similares podrían esperarse al utilizar una correcta retroalimentación educativa en la formación profesional de los y las bailarinas.

Pese a que reconocemos la utilidad de esta estrategia de comunicación, surge aquí una pregunta relevante: ¿En dónde se nos escapa la retroalimentación educativa en la formación dancística profesional? Considero que son diversos los factores que intervienen en que (por lo menos en algunos casos) no se logre brindar de manera eficiente una retroalimentación educativa, pero se debe insistir en que esos factores son resultado de un proceso interaccional que incluye a todos los implicados.
Retroalimentación 1

Un aspecto central, es el efecto sociafectivo de la retroalimentación. En el caso de los estudiantes de danza, es un tema particularmente relevante, en primer lugar porque nuestro quehacer está construido sobre las emociones, pero sobre todo, porque cuando se identifican aspectos a mejorar o fortalezas del desempeño del alumno, estas siempre se relacionan con sus capacidades físicas, y de logro técnico, con su cuerpo y su interpretación del movimiento; es decir se refieren al alumno como persona. De ahí que la retroalimentación no debe basarse en inferencias o juicios, sino en observaciones y descripciones, y sobre todo debe considerar que lo que se evalúa es la conducta, no a la persona en sí misma.  Esto nos lleva a pensar en docentes que idealmente cuenten con gran capacidad de comunicación, habilidades para la autorregulación, claridad y dominio tanto de la técnica dancística que enseñan, como de la metodología que emplean para enseñarla.

En el caso de los alumnos, la retroalimentación efectiva se relaciona con características como la receptividad, la claridad al comunicar dudas, el interés por conocer y analizar los criterios de evaluación y la capacidad por integrar en su ejecución los señalamientos del docente. De nada sirve contar con maestros y maestras capaces de brindar una retroalimentación efectiva, si los alumnos no somos capaces de recuperar sus señalamientos para enriquecer nuestro desempeño. Igualmente, si los alumnos desconocemos los criterios de evaluación y las consignas de trabajo no están en condiciones de construir un canal de comunicación que permita la retroalimentación efectiva.

A nivel institucional, es fundamental que se generen las condiciones necesarias para construir estos canales de comunicación. Existe cierta proclividad en las instituciones a minimizar o ignorar la relevancia y pertinencia de estos temas, sobre todo porque incidir sobre ellos implica romper con ciertas inercias académicas o administrativas que tienen otras implicaciones. Sin embargo, es fundamental que las escuelas construyan espacios que permitan a alumnos y maestros comunicarse de manera eficiente y que brinden a los docentes herramientas técnicas y metodológicas para proporcionar  retroalimentación del desempeño a los alumnos.

Retroalimentación 3

En este sentido, hay algunas consideraciones que pueden ser de utilidad para lograr una buena retroalimentación en la educación dancística, a continuación se enuncian algunos puntos que pueden servir de base para que, tanto maestros como alumnos, generen una actitud proactiva frente a la evaluación, particularmente la retroalimentación:

  • Al inicio del curso, es fundamental que todos los implicados conozcan concienzudamente los criterios de evaluación, así como los parámetros bajo los cuales se va a desarrollar determinada actividad.
  • Es necesario que las materias técnicas transiten paulatinamente al uso de instrumentos de evaluación objetiva. Dado que la mayoría de estos instrumentos de evaluación han sido desarrollados para contenidos teóricos, distintos a las artes, es necesario, también, realizar adaptaciones acordes a la naturaleza de la enseñanza de la danza.
  • Aunque es evidente que los docentes de danza con frecuencia experimentan una sobrecarga de trabajo, es muy importante que destinen tiempo dentro de sus clases para brindar retroalimentación y para revisar de manera colegiada los criterios de evaluación.
  • Cualquier acto educativo tiene como condición, desplegarse en un ámbito de respeto y apertura, esa es una responsabilidad de todos. Retroalimentar requiere generar un espacio de respeto y reconocimiento del otro, fundamental para el desarrollo de todo artista.

Una manera en la que las instituciones formativas pueden promover la retroalimentación, es la creación de consejos de mediación escolar, estas figuras son de utilidad para resolver de forma asertiva, objetiva y constructiva las diferencias o inquietudes que pueden surgir en el proceso evaluativo.

Incluir a los alumnos en el proceso es clave, no solo para transparentarlo, sino también para desarrollar el pensamiento crítico y reflexivo. La coevaluación permite que los alumnos se brinden –de manera respetuosa y normada-retroalimentación mutua, al mismo tiempo va desarrollando una mirada analítica sobre la ejecución del movimiento. La autoevaluación promueve la valoración del propio movimiento, la identificación de las necesidades de aprendizaje y la autogestión del mismo.

Retroalimentación 2

Estas reflexiones se orientan a construir un entorno educativo amable y que permita el desarrollo integral de las y los bailarines, necesario en momentos como este: con tan pocas certezas profesionales y con la necesidad de legitimar el arte como un medio de trasformación social. Concluyo con esa reflexión, la retroalimentación no solo es una herramienta para mejorar la metodología de una clase, sino una manera de reconocimiento mutuo, implica valorar al otro como interlocutor y reconocerlo como un agente activo en la construcción compartida de conocimiento y saberes.

APÉNDICE

Todos sabemos que los criterios numéricos no son suficientes para evaluar el aprendizaje. Sin embargo, ante lo urgente, las instituciones educativas insisten con la misma arrogancia:

Esta investigación no fue considerada dentro de la premiación del concurso de la institución convocante de un Encuentro de Investigación sobre Educación en Danza. Que cabe agregar, realizó uno de sus egresados.

De los correos que intercambiamos con Erick:

“La dirección de la escuela expresó, como te comenté, desacuerdo con la realización del trabajo, así es que solicité autorización para usar imágenes de algunas clases y se me negó.”

Pero es el siglo XXI y tenemos acceso a imágenes como a tumores, así que en TrafficOnStage lo resolvimos.

Quedamos muy agradecidos con la confianza de Erick García para compartir su trabajo. Y de parte de TrafficOnStage, insistimos con la invitación de Mark Twain:

feedback Erick García

Gracias por leer, comentar y sobretodo, difundir. El letargo institucional de este país no se va a despabilar solo. La soberbia educativa tampoco es endémica, y sabemos que hay excepciones dentro de las prácticas educativas de un país tan complejo como éste. No obstante, si la precariedad del criterio de muchos de nuestros líderes no es la nuestra, ¿cómo lo estamos visibilizando desde nuestros alcances?

Retroalimentación 4

 

Erick García Sánchez es psicólogo por la UNAM, Fes Iztacala. Diplomado en terapia familiar y terapeuta floral del sistema Bach. Docente en educación media superior. Actualmente estudiante la Licenciatura en Educación Dancística con orientación en Danza Folclórica por la Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello del INBA, disciplina que practica desde hace más de diez años en diversas agrupaciones. Profesor de danza con énfasis en el trabajo con adultos y adultos mayores e interesado en la relación entre artes, educación y desarrollo humano.

Anuncios

2 comentarios sobre “La retroalimentación educativa en la formación de bailarines profesionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s