Comenzar un laboratorio escénico, ¿para qué?

Pude entender que los modelos convencionales de producción teatral, muy socorridos en esta ciudad (Querétaro, Mx), replican y perpetran un modelo capitalista en el que el actor/ la actriz no son más que obrerxs del proceso creativo del/ la director (a) y el administrativo del/ la productor (a).

Sobre este, ese y aquel proceso… Los hombres de la Tierra

Aunado a esto, mi revelación como individuo, mujer y coreógrafa, es la importancia de reencontrarme con la posibilidad de sentir a cada persona con la que trabajo, comprendiendo y dando pie a la reflexión conjunta. Permitirme ser con el otro, dar la oportunidad de intimar en el diálogo mutuo.